se-habla-espanol

Spanglish

Está pasando algo que no esperábamos tan pronto y que ahora parece inevitable: nuestra hija está empezando a hablar spanglish.

Y eso que apenas tenemos un poco más de 2 años en Canadá. Tampoco es que llevamos toda una vida aquí como para que la niña esté olvidando su lengua materna y prefiera comunicarse en inglés.

Es cierto que con nosotros (sus padres) sigue hablando en español. Pero para ella, sus primos y sus amigos venezolanos, todos con poco tiempo en el país y cuyas edades rondan entre los 8 y 14 años, el inglés es el idioma para jugar, conversar, echarse cuentos, hacerse bromas…

Al darnos cuenta de esto, nuestra primera reacción fué apretar la regla de “sólo español” en casa, lo cual no sé si ha sido peor, pero si definitivamente gracioso, ya que mi hija terminó diciendo cosas como:

“No me quiero riskear” (risk – arriesgar)

“Quiero salvar (save – guardar) esta galleta para más tarde”

“¿Puedo tener (have – comer) arroz para el almuerzo?”

“Mamá, te estoy haciendo un complemento” (compliment – cumplido)

“Disculpa, no quise embarazarte” (embarrase – avergonzarte)”

Antes de pegar el grito al cielo, hicimos el siguiente análisis: no es que a nuesta hija esté perdiendo su lengua materna, es que hay palabras que las aprendió primero en inglés y el equivalente en español lo desconoce. Además, ya ella “piensa” en ese idioma, es por eso que lo está usando para comunicarse de una manera que para ella resulta más rápida y efectiva.

Lo otro que nos dejó sorprendidos fué un comentario que hizo hace poco al respecto de como hablamos el inglés los adultos: “Ustedes mueven mucho las manos, eso distrae a la persona que escucha”. –¿Cóoomo? ¿De dónde sacaste eso? — “Me lo dijo mi maestra”.

¡Ah claro!, tenía que ser la misma maestra canadiense que a principios del año escolar nos dijo que nuestra hija era “una niña intensa”. Yo creo que el término que ella realmente estaba buscando es “latina”… que demuestra emociones y que se expresa con énfasis para hacerse entender.

Ante esta observación de mi hija, se me cayeron todos los paradigmas tantas veces escuchados en las charlas de Oratoria y Lenguaje Corporal, que dicen exactamente lo contrario: al hablar debemos usar nuestras manos si queremos apoyar lo que estamos comunicando, para enfatizar o suavizar con gestos nuestro mensaje… Y porque, al final de cuentas, así somos los latinos: expresivos. Es parte de nuestra cultura.

Y quien dude de esto, que se acuerde del Mundial y compare las expresiones del DT alemán con las del brasileño, el argentino o el mexicano.

Volviendo al tema del lenguaje, hace poco un estudio descubrió que, en efecto, existe un período sensible para absorber un nuevo idioma, el cual se termina hacia la adolescencia. A partir de allí ciertos procesos cognitivos se van fortaleciendo, haciendo más lento el aprendizaje del lenguaje en los adultos. Aunque ahora está “demostrado científicamente”, ya lo sospechábamos cuando vemos como magicamente los niños aprenden inglés en pocos meses, mientras a nosotros nos puede llevar varios años dominarlo. De hecho el estudio nos sugiere: “dejen de esforzarse tanto, jamás van a hablar perfecto”. O al menos, no con el acento bello con el que hablan nuestros hijos.

Esas son noticias que traen cierto alivio a los perfeccionistas como yo, que preferimos no hablar antes de pronunciar mal o equivocarnos. Como lo explican bien claro en esta charla de TED: “Dejemos de aprender inglés y empecemos a hablar inglés“. Dejemos la pena y empecemos a comunicarnos.

Total, el idioma es mucho más que palabras y pronunciación. También son gestos, el tono, la mirada, la energía que transmites, la expresión corporal.

Y sí, eso incluye mover las manos mientras hablamos…

 

 

imagen de az, licencia CC BY-NC-SA 2.0

 

Read More

island

La Isla de la Fantasía

Mis amigos en Canadá, la mayoría inmigrantes como yo, siempre tienen anécdotas interesantes y reflexiones que vale la pena compartir. Nuestras tertulias son divertidas y constructivas, intercambiamos opiniones y aprendemos los uno de los otros. Por eso quise invitarlos a participar en mi blog y llevar un poco de ese aprendizaje a todos ustedes. 

Hoy les traigo esta primera nota, cortesía de mi amiga Johanna Montilla.

 

¿Recuerdan aquel programa de televisión donde los visitantes de una isla fantástica hacían realidad sus sueños, superando complejos y dificultades de diversa naturaleza? Pues últimamente he pensado que la isla de la fantasía realmente existe, el dilema está en saber dónde encontrarla.

Como nueva inmigrante, he tenido que derramar cascadas de lágrimas, superar cientos de obstáculos y encerrar en una gaveta la añoranza y la nostalgia para salir en búsqueda de mi muy particular pedacito de paraíso. Es así como poco a poco comencé a notar pequeños detalles delatores, sugiriéndome que estaba muy cerca de encontrarlo.

Entonces pude observar como:

  • Los vehículos se detienen detrás del rayado peatonal al cambio de la luz roja.
  • Los transeúntes caminan con un iPod o un celular en la mano sin la paranoia o el temor de ser víctimas de un delito.
  • Es común escuchar los buenos días por parte del chofer del autobús y de todo aquél que se cruza en tu camino; y la afectiva forma como alguien te da las gracias o dicen “sorry” si realizan alguna acción considerada no educada.
  • Lo tan irónico que resulta el preocuparse por tener demasiadas opciones para escoger al momento de realizar la compra en un supermercado, o la fascinación por la comida orgánica y saludable, pero al mismo tiempo la facilidad con la que se puede conseguir casi cualquier cosa pre-elaborada y lista para comer, dentro de una cajita.
  • La existencia de productos para todo, es decir “para todo”. Piensa en algo que necesites, cualquier cosa, ve a la tienda y seguro lo consigues.
  • La admirable organización de los servicios públicos y la dedicación de sus funcionarios; un cuerpo policial que realmente responde y un cuerpo de bomberos preocupados por su comunidad.
  • La forma en la cual se dignifica el trabajo, pues lo importante es trabajar y contribuir con las expensas de la ciudad, ciertamente todo trabajo se considera plausible, te engrandece como ciudadano y como persona, desde el adolescente hasta el anciano.
  • Pero sobre todo me cautivó el respeto a la individualidad, a sus creencias, a sus opiniones, el respeto al ser humano y a sus derechos.

Como pueden ver, mi pequeño paraíso no se encuentra en un exótico y lejano pedazo de tierra en el pacífico, tampoco se encuentra lleno de extravagancias, fama o fortuna… Mi muy particular isla de la fantasía la encontré en un rinconcito muy  al norte del continente americano, donde a pesar del frío y las adversidades propias del clima, he encontrado la tranquilidad de saberme parte de una comunidad, donde mi familia puede vivir y superarse, donde somos respetados sólo por el hecho de ser individuos. Donde existen igualdad de oportunidades, pero sobre todo, es un lugar en el cual el trabajo y el esfuerzo son recompensados con calidad de vida, esperanza y ganas de seguir soñando…

Johanna es abogado y venezolana. Pueden leer más de sus escritos en su blog “Poetry, Law and Something more…“. En Twitter, la encuentran como @jhmontilla.

 

Read More

SocialMediaIcons

Conectados en Canadá

Que no nos quepa la menor duda: las redes sociales llegaron para quedarse. No me refiero a las de antes, basadas en conversaciones frente a frente, en contacto directo con la otra persona, sus gestos y emociones. Estas nuevas redes, llamadas social media, se basan en lo virtual, en intercambios electrónicos, bits y bytes, ceros y unos. Y por muy robótico que suene eso, se trata de relaciones que necesitan de un aparato con conexión a internet para producirse: un smartphone, laptop o tablet… Pronto hasta podrán conectarse desde tu nevera o lavadora.

Dicen por ahí que en estos tiempos modernos, si no estás en social media, no estás en nada. ¿Cómo vas a hacer amigos si no estás en Facebook ? ¿cómo vas a enterarte del mundo si no estás en Twitter ? ¿cómo vas a conseguir empleo si no estás en LinkedIn ?.

Según esta infografía7 de cada 10 personas en Canadá tiene al menos un perfil de social media. Eso te dará una idea de lo conectado que está este país. Antes de venir, era común escuchar algunas cosas que nos parecían demasiado maravillosas para ser verdad:

“En Canadá todo se hace por internet”

“En Canadá hay internet hasta en el baño”

“En Canadá toda la información la consigues en la web”

Es cierto que, gracias a la red wi-fi, internet literalmente puede llegar a tu baño canadiense. Ademá, una gran cantidad de los trámites del gobierno pueden hacerse en línea desde la comodidad de tu hogar, lo cual es muy conveniente sobre todo en invierno. Sin mencionar que el promedio de velocidad de navegación aquí es bastante bueno, comparado con la lentitud que nos desespera en nuestros países de latinoamérica.

Dicho esto, y asumiendo que vienes o ya estás en Canadá, deberías estar sacándole provecho a tus perfiles de social media, y si no tienes al menos uno, es el momento de crearlo. Para terminar de convencerte, te voy a contar cómo te pueden beneficiar:

Facebook: Además de mantenerte en contacto con familiares y amigos, es excelente para intercambiar información y opiniones con personas o grupos de tu comunidad en Canadá. En lo particular, ser miembro de grupos como Venezolanos en el GTA y Venezolanos a Québec, me ha servido para enterarme desde los cambios en el proceso de inmigración, datos sobre los trámites, hasta donde se consigue la Harina Pan en Toronto.

Twitter: Es la mejor herramienta para tener acceso a información en tiempo real de lo que está ocurriendo en todos los ámbitos sociales. En Canadá es casi obligado seguir en Twitter al canal del clima. Las autoridades y entes gubernamentales se han vuelto muy activos en este medio de comunicación y han sabido sacarle provecho  Nosotros seguimos las cuentas de la alcadía de mi ciudad, la policía, el tráfico, la biblioteca pública, la del board escolar. Por ahí no enteramos, de noticias, eventos, interrupciones de servicios o de tránsito, suspensión de clases por el clima… es un medio que se ha vuelto más efectivo que la TV o la radio.

LinkedIn: No me cansaré de enfatizar la importancia que tiene esta red social para tu networking profesional en Canadá. La gran mayoría de los reclutadores la está usando para conseguir potenciales candidatos. Puedes elaborar un perfil tan poderoso que aparezca entre los primeros resultados cuando una empresa busque a alguien con tus competencias. LinkedIn es LA RED para hacer conexiones en tu área profesional o en la que hayas decidido reinventarte. Podrás contactar a ex-compañeros de trabajo, colegas, reclutadores y empresas. Hacerlos colaboradores de tu búsqueda laboral, pedirles recomendaciones, intercambiar ideas y compartir con ellos tus objetivos profesionales y logros.

Youtube: La meca del video en internet y un gran aliado para quienes emigramos. Desde canales para mejorar tu inglés, ayuda experta sobre inmigración o en liderazgo emocional,  hasta cómo preparar las hallacas decembrinas. El gobierno de Ontario por ejemplo, tiene un canal en YouTube bastante actualizado.

Blogs: Estás aquí leyéndome. En mi blog y otros de su estilo te has enterado de mil y un detalles sobre Canadá y el proceso de inmigración, todo los que se debe hacer antes y después de llegar, la vida cotidiana y el clima. Elige una plataforma como Blogger o WordPress y anímate a publicar tu también tu historia y anécdotas. Posiblemente como yo, conocerás mucha gente maravillosa y hasta iniciarás bonitas amistades.

En su momento, utilizamos intensivamente internet y las redes sociales para investigar sobre Canadá y preparar nuestro plan migratorio. Gracias a que Citzenship and Immigration Canada tiene un website tan completo y eficiente, nosotros (y muchos otros) estamos aquí. Complementamos la información oficial con las opiniones, datos y publicaciones en general que encontramos en los grupos de Facebook, cuentas de Twitter y foros como el de MeQuieroIr y más recientemente, el website de Respuestas.ca.

Google+, Instagram, Tumblr, Pinterest, Reddit, Flickr… cada vez existen más redes sociales. Hay para todos los gustos, intereses y objetivos. Cada una tiene algo novedoso que te permitirá experimentar la interacción cultural en diferentes niveles y te ofrecerá la oportunidad de conocer y darte a conocer.

Para sentirte más conectado a Canadá es bueno comenzar por los canales oficiales de social media del gobierno canadiensehttp://www.canada.ca/en/social/

A nosotros nos puedes encontrar también en Twitter y Pinterest.

Y tú, ¿cuáles redes sociales usas? ¿en cuáles te gustaría participar?

¡Vamos a conectarnos!

Read More

file9611278556402

¡A celebrar Canada Day!

La Fiesta Nacional. La que une a 10 provincias y 3 territorios. La blanca y roja. La que se celebra el día que cae, no importa que sea un martes…

Primero de julio es Canada Day y los festejos son de costa a costa y con mucho brillo.

Si Canadá es conocida por su patriotismo, no les puedo explicar como éste se exacerba las semanas previas a su cumpleaños. Apartando el bombardeo comercial de siempre, desde Vancouver hasta Nueva Escocia se siente una algarabía sincera por esta celebración que además inaugura el verano y las vacaciones escolares. La emoción se contagia por igual entre ciudadanos y residentes, inmigrantes y visitantes. Es el momento en el que todos se disponen a planificar paseos, barbacoas, picnic en los parques y festivales con motivo del cumpleaños de este país tan querido.

En casi todas las ciudades y pueblos hay eventos gratuitos que incluyen artistas en vivo, atracciones para los niños, puestos de comida, mucha diversión y claro está, la banderita de Canadá en todas partes. El broche de oro para este día siempre será el despliegue de fuegos artificiales, el 1 de Julio al anochecer, que por esta época es mas o menos a las 10 de la noche.

Ese día no hay excusa para quedarse en casa, a menos que estén planeando una barbecue en su patio para estrenar la parrillera, con familia y amigos incluidos. Nosotros este año nos iremos al Toronto RibFest, a comer costillitas y los tradicionales sandwiches de pulled pork.

Si ya están en Canadá, tienen que buscarse algún plan. Aquí les dejo una lista de eventos que pueden disfrutar en algunas ciudades:

Ottawa-Gatineau

Celebrar Canada Day en la capital nacional y presenciar el apotéosico despliegue de luces junto al Parlamento, seguramente es un espectáculo digno de recordar (yo lo tengo anotado en mi wish list para el año próximo). El gobierno canadiense le ha dedicado hasta un sitio web donde encontrarán una agenda detallada de todas las actividades.

Toronto

Toronto RibFest en Centennial Park, Junio 27-Julio 01. 11am-11pm. En este parque inmenso, habrá una zona de juegos mecánicos para los niños y muchos, pero muchos, tarantines de comida, especialmente costillitas barbecue. Los fuegos artificiales serán el el 01/07 a las 10pm.

Harbourfront Canada Day Extravaganza, Junio 27-Julio 01. Exposiciones, shows en vivo y los únicos fuegos artificiales por anticipado: el lunes 30/06 a las 10.40pm.

Mississauga

En mi amada ciudad, no hay uno sino tres sitios para celebrar y gozarse el espectáculo de luces: Celebration Square  , Streetville y Port Credit.  Estuvimos en Celebration Square en nuestro primer Canada Day y la plaza a reventar de gente disfrutando de los músicos y cantantes en tarima y los famosos food trucks (carritos de comida).

Oakville

Canada Day en Bronte Harbour  Un festejo muy familar junto al lakefront, cargado de actividades para los niños, juegos inflables, dos escenarios con artistas locales, artesanías, puestos de comida y fuegos artificiales a las 10 pm.

Burlington

Canada Day Celebration en mi parque favorito del GTA, el Spencer Smith Park, en el waterfront de Burlington. El año pasado disfrutamos de este evento y les puedo decir que hay muchísimas actividades para los niños y en cada extremo del parque colocan escenarios con música en vivo. Este año habrá una exhibición de perros de raza, memorabilia canadiense y por supuesto, comida y bebida en abundancia.

Hamilton

Oh Canada Rib Fest en el Waterdown. Un festival con artistas locales, más costillitas, proyección de películas al aire libre, show de reptiles, pista de skateboard y fuegos artificiales el martes 01/07 al anochecer.

Vaughan

Canada´s Wonderland Fireworks Dicen que los fuegos artificiales más vistosos del GTA los tiene esta mezcla de parque de agua y montañas rusas.  El espectáculo de luces solo ocurre dos veces al año: en Canada Day y a finales de agosto, como cierre del verano, y está incluido en la entrada de $39.99 por persona.

Si celebran en otras ciudades:

En Calgary la alcaldía tiene preparada una lista de eventos y la encuentran aquí. Los fuegos artificiales serán en Centre Street Bridge, cerca de las 10:45 pm.

En Vancouver, la acción se concentra en Canada Place y se podrán ver los fireworks desde varios puntos de la bahía.

En Montreal “La Fête du Canada” se celebra con un desfile en el downtown y actividades en el Viejo Puerto. Los fuegos artificiales comienzan a las 10:15pm.

No hay excusas… qué mejor manera de mostrarle un poco amor al país que nos recibió que festejando su cumpleaños? ¡A celebrar!

imagen: www.canadaday2014.com

Read More

Sucess-starts-here

Ante la duda, busca a los que saben

Cuando empecé este blog por allá en el año 2010 lo hice con un objetivo en mente: contar nuestros pasos en el largo proceso de emigrar a Canadá. Un proceso que para nosotros llevaba varios meses andando y para ese momento era nuestro secreto mejor guardado. Así que pensé  que tenía que documentar la experiencia para cuando nos tocara contarles a todos lo que estábamos tramando tras bastidores.

Un tiempo después, Internet hizo su magia y ahora nuestro blog es leído por muchísima gente de varios continentes. A todos les agradezco infinitamente que hayan dispuesto de su tiempo y atención a leer lo que cuento aquí (a veces interesante, a veces no).

Actualmente muchos lectores llegan a Del Calor al Frío pensando que encontrarán las respuestas a sus dudas sobre como venirse a vivir a Canadá. En ese caso, es probable que este blog los decepcione un poco ya que el Programa de Trabajadores Calificados (conocido como “Fast Track“) que menciono en mis artículos y a través del cual aplicamos en 2010, ha cambiado tanto en estos años que ya no son ni los mismos criterios, ni las mismas condiciones y hasta los formularios son diferentes. Para colmo, en 2015 el gobierno canadiense va a re-lanzarlo con un nuevo nombre : “Expression of Interest”.

Recibo muchos (a veces demasiados) correos pidiéndome ayuda para emigrar a Canadá. Algunos dicen que apenas están considerando la idea, otros confiesan que quieren venirse, sea como sea. La realidad es que no puedo hacer mucho más que ofrecerles mi humilde opinión, basada en mi experiencia como inmigrante.

Es cierto que nuestra aplicación la preparamos nosotros, con mucho esfuerzo y paciencia, incluyendo los trasnochos dedicados a revisar y entender el website de Inmigración Canadá. Teníamos miles de dudas, las cuales disipamos a punta de sentido común, leyendo y leyendo, preguntando en foros, redes sociales y a amigos y conocidos que andaban en lo mismo.

Pero no todos piensan como nosotros. Algunas personas sienten la necesidad de recibir una orientación calificada en su plan migratorio y la certeza que eso les brinda. A veces son personas que no tienen mucho tiempo para leer, porque están ocupadas produciendo el dinero para emigrar.

Para esos casos, existen los Consultores de Inmigración, profesionales calificados y avalados para ejercer esta función a través de una licencia que les otorga el organismo regulatorio canadiense (ICCRC). Aunque no son imprescindibles, son los únicos que pueden ofrecerles una asesoría profesional de calidad.

Eso sí, por favor…no se vayan con cualquiera. En este ambiente existe mucha gente jugando con sus ilusiones de querer estar mejor y probablemente les hagan perder dinero y el tiempo que no tienen.

Si van a confiar en alguien para que los guíe en su emprendimiento, pues que sea el mejor. Y “al mejor” yo lo conozco y se los puedo recomendar. Se trata de un profesional que vive y respira el tema de la inmigración, que se está actualizando constantemente y se ha dedicado en los últimos años a entender el panorama migratorio canadiense y las necesidades de quienes quieren emigrar desde países como los nuestros. Son honorarios profesionales en los que vale la pena invertir, después de todo, se trata de un enorme cambio en sus vidas.

Si llegaron a este blog porque tienen curiosidad por saber cómo es eso de emigrar a Canadá, aquí se van a enterar de nuestras peripecias con el clima, el idioma, la adaptación, las anécdotas familiares, lo que se aprende y desaprende. Como me gusta investigar y contar las cosas de manera sencilla, he escrito también sobre algunos trámites importantes que nos ha tocado hacer como recién llegados: obtener los documentos de identificación,  conseguir colegio para los niños, buscar trabajo, alquilar una vivienda

Si lo que requieren asesoría y orientación profesional para emigrar a Canadá con todas las de ley, les invito a que me escriban y con mucho gusto los pongo en contacto con el Consultor de Inmigración que los acompañará en su plan.

Para todo lo demás, les dejo mi humilde blog: Del Calor al Frio.

Y de nuevo: Mil gracias por leerme!

Read More

lucky

Agradecida

Mis papás regresaron a Venezuela después de 6 semanas de visita. Como se podrán imaginar, la despedida no fué nada fácil.

Además de una casa que se sentía muy vacía, nos tocó manejar nuestra tristeza y la de nuestra hija, que lloró mucho por la partida de sus abuelitos. En esos momentos uno piensa si pudieran quedarse a vivir aquí. Pero hay que aceptar la realidad de que (por ahora) eso no va ocurrir, simplemente porque ellos tienen su hogar allá. Otros hijos y otros nietos, un trabajo, una casa, ocupaciones, amistades, su propia rutina. Así que, sin darle más vueltas, nos toca volver a la nuestra.

Pero más allá de la nostalgia, lo que siento es un agradecimiento profundo a Papá Dios por haber escuchado mis oraciones. Después de enterarme hace unos meses de que Air Canada se iba de Venezuela, dejando a mis papás con un par de boletos inútiles y el viaje en suspenso, recé mucho con demasiado.  Ahora puedo agradecer que finalmente pudieran venir, que los recursos aparecieron y que tuvieron un viaje excelente de principio a fin. Agradezco por ese tiempo que estuvieron con nosotros y estoy conforme porque sé que lo vivimos al máximo, exprimimos cada segundo y nos queda el recuerdo, unas 1500 fotos y varios kilos de más (porque la comida de mi mamá es lo máximo).

Para ellos  fué la primera oportunidad de conocer un país de primer mundo. Mi papá se lamentó de no haber hecho antes un viaje como este, para enterarse de todo lo que hay más allá de las fronteras y del montón de oportunidades que existen. Quedó convencido de que si muchos de los jóvenes de mi país supieran que hoy otras realidades, ademas de la venezolana, sería suficiente motivación para contrastar y querer superarse.

Además de filosofar, mi papá también gozó comprando a sus anchas en tiendas del tamaño de un campo de fútbol y llenitas de productos. Aunque Canadá no es precisamente barato para andar de shopping, comparado con Venezuela se convirtió en el paraíso de las compras para él y su cupo cadivi. Mi mamá que le encanta la cocina, disfrutó preparando todo lo que le (y nos) provocó, aprovechando que “aquí se consigue de todo”. No extrañó ningún ingrediente para sus platos venezolanos, si acaso, el ají dulce.

Agradecí poder llevarlos a tantos lugares, sintiéndome una turista más con ellos. Agradecí que estuvieran conmigo en mi cumpleaños, que compartieran con mis amigos y viceversa. Que Fer y yo pudiéramos tener un par de date nights porque teníamos a los niñeros en casa. Agradecí ver a mis padres felices, deleitándose con Canadá, con nuestra vida aquí, con nuestros logros. Agradecí escuchar de ellos su aprobación y también sus oportunos consejos. Agradecí que por mes y medio, fueran parte de nuestro día a día.

Gracias a estas visitas de nuestra familia cercana, ahora siento aún más que este es mi hogar.

¿Cómo es eso? Pues muy simple: mi casa y mi ciudad se cargaron de vivencias, de momentos plasmados no solo en fotogafías, sino en los rincones y en la cotidianidad. Despertar por la mañana con el olor de las arepas de mi mamá, ver a mi papá llevando a Sofía al parque a manejar su bici, ir juntos al supermercado… Paseos, anécdotas, celebraciones, apuros, lecciones. Alegrías y tristezas.

De todo eso se trata el hogar.

Y por todo eso no puedo estar sino muy, pero muy agradecida.

Read More

dos-hojas-de-maple

2 años

Hoy se cumple el segundo aniversario de nuestra llegada a Canadá.

Un gran amigo (inmigrante también) nos dejó en el buzón un email de felicitación muy emotivo, junto a unas palabras de reflexión:

¿Qué pasa por la mente de un inmigrante?  

“En este proceso están presentes emociones que se reciclan una y otra vez. La confianza en los otros, cuando te encuentras gente abierta al cambio y con la sensatez de verte como una oportunidad y no como un enemigo; el miedo y la inseguridad que te da el sentirte excluido del grupo mayoritario, ya sea por el idioma, por el estilo de vida o por la cultura; la sensación de poder, ante el hecho de que ser extranjero es una decisión de vida y de que siempre tienes la posibilidad de regresar a tu país; la rabia frente a los asomos de discriminación en ámbitos laborales, burocráticos, personales. Y obviamente la sensación de  incertidumbre, presente en cada uno de los momentos de mi aventura.”

Un inmigrante anónimo, Octubre de 2010

Hoy celebramos el aprendizaje de estos 2 años y la certeza de que lo bueno seguirá llegando. Como dijo mi amigo en su email “la historia la escribimos en cada paso“…

 

Read More

Mayo

Mayo

Disculpen el abandono.

Estas últimas 3 semanas mi atención ha estado completamente dedicada a mi familia. Mis papás vinieron desde Venezuela a finales de abril y se quedarán hasta principios de junio. Luego de casi 2 años sin verlos, tenerlos tan cerca es algo que va mas allá de ser un evento extraordinario, es una bendición.

Con mis padres de visita, es inevitable compartir la perspectiva de quien viene a Canadá por primera vez y se maravilla con su belleza, su orden, su amabilidad y su lado multicultural. Fué la mejor excusa para activar el “modo turista” y dedicarnos a pasearlos, no solo por nuestra cotidianidad, sino también por tantos lugares que siempre quisimos compartir con ellos, como los de siempre (fué nuestra quinta vez en Niagara Falls) y los que aún no conocíamos, como el mercado de St. Lawrence y High Park en Toronto, y el hermoso pueblito de Niagara-on-the-Lake.

Mayo está cargado para nosotros de fechas especiales: el aniversario de nuestra llegada a Canadá y mi cumpleaños. Este año pudimos celebrar la primera comunión de Sofía y el Día de la Madres al lado de la mía.

Volver a saborear la sazón de mi mamá, en su torta de piña, arroz con pollo y empanadas. Escuchar a mi papá reflexionar sabiamente sobre los contrastes de este país con el que dejamos atrás. Verlos disfrutar a su nieta, maravillarse con las cataratas, los tulipanes y “lo bien que funciona todo”. Son momentos que no se sabe cuanto se extrañan y se necesitan hasta que se viven.

Así que, en lo que a mí respecta, voy a seguir atesorando cada minuto que tenga a mis padres aquí conmigo. Y voy a seguir disfrutando de mi mes de Mayo y todas sus flores. Prometo regresar pronto con muchas anécdotas para contar.

Ahora con su permiso, voy a comerme otro pedacito de la torta de piña que hizo mi mamá…

Read More

IMG_5440

Examen práctico de manejo

La primavera llegó para recordarme que debía retomar algunos asuntos pendientes. Esos que uno deja para cuando el clima mejore, entre ellos presentar el examen práctico de manejo. Después de casi 2 años de haber obtenido mi licencia G1 de Ontario, llegó la hora de pasar al siguiente nivel: la licencia G2.

Como no pude traerme de Venezuela el certificado de mi experiencia manejando, aquí en Canadá tuve que comenzar desde cero. Básicamente lo único que pude hacer fué presentar el examen teórico para obtener la licencia G1, que además de servir como identificación también permite manejar al menos 1 año, pero con chaperón (acompañado de un conductor con licencia G completa) y solamente en las vías más lentas, cero autopistas. Luego de este período, se supone que ya uno ha practicado bastante y puede presentar el G1 Exit Test para pasar al nivel G2. En este nivel puedo manejar sin que me acompañe un conductor con licencia G y transitar en cualquier vía, incluyendo autopistas.

Después del nivel G2 y con al menos un año más de práctica, se presenta el Exit Test G2 para obtener la licencia G Full, la cual otorga los mismos privilegios,  pero además se puede haber consumido un mínimo de alcohol.

Muchas son las historias de quienes no aprueban el examen práctico. Ni la primera, ni la segunda, ni la tercera vez…

Al parecer no es tan fácil como uno piensa y requiere un cierto conocimiento de las técnicas de manejo defensivo, además de un toque de suerte. Mi decisión de esperar casi 2 años para presentarlo fue precisamente esas historias de intentos fallidos y evaluadores estrictos que no perdonan ni el más mínimo error. De lo que sí estaba convencida es de que tenía que tomar un curso de preparación para el examen. Casi todos mis amigos y conocidos lo hicieron y eso marcó una gran diferencia. Tomar ese curso prácticamente asegura el éxito en la prueba… esperando también que la suerte esté de nuestro lado.

Así que contacté al instructor, un señor de Guatemala súper recomendado, quien consideró que 4 horas de clase serían suficientes para dejarme lista para aprobar.

Manejar en Canadá es como hablar inglés: uno cree que lo hace bien hasta que llega. Tener que hacerlo siguiendo las reglas de este país puede ser retador, sobre todo para quienes venimos acostumbrados al “manejo ofensivo” de nuestros países latinos.  Algunos comentan que después que apruebes el road test puedes volver a tu estilo de manejo de siempre, pero para aprobar es mejor que apliques ciertas técnicas durante los 15 minutos en promedio que dura la evaluación. Las más importantes son:

1. Aprenderse las reglas. Suena obvio, pero el librito que uno se estudia para aprobar el examen teórico realmente tiene todo lo que hay que saber para manejar en la provincia canadiense donde vives. Por ejemplo: que la vuelta en U esté permitida o que el peatón tenga el derecho de paso (esto es impensable en Venezuela), son cosas no solo hay que saberlas, sino internalizarlas. Este es el enlace para la versión online del Manual para Conductores del Ministerio de Transporte de Ontario.

2.  Chequear los espejos y puntos ciegos. Esta es la primera recomendación que da el instructor y todos los que han presentado el examen, básicamente porque no es costumbre para muchos que mientras manejamos revisemos los puntos ciegos (blind spots) varias veces antes de cruzar, avanzar en un pare o cambiar de canal. Eso es lo que se espera de nosotros durante la prueba: en cada intersección se debe mirar en el orden izquierda-derecha-izquierda, chequeado siempre espejos y puntos ciegos. Aunque creas que no necesitas mirar a la izquierda, si vas a cruzar a la derecha. El espejo retrovisor hay que mirarlo (exagerando un poco el movimiento del cuello) cada 10 segundos más o menos. Si no lo haces, el evaluador te quitará puntos .

3. Conocer tu derecho de paso (right of way). Si el semáforo está en verde para tí, no debes bajar la velocidad al cruzar. Se supone que la vía es tuya (si lo haces, un punto menos). En un pare de cuatro esquinas (all  way stop) el derecho de paso lo tiene el primero que llegó al pare y luego se avanza por orden de llegada. Si dos o más llegan al mismo tiempo, el derecho de paso lo tiene siempre el vehículo de la derecha. A todas estas, recuerden que los peatones cruzando siempre tienen la prioridad.

4. Frenar completamente. En Venezuela es bastante común que nadie frene de forma total en  un pare, sino que vamos dejando rodar un poco el carro a baja velocidad mientras verificamos que no venga nadie para cruzar. Aquí hay que detenerse completamente, mirar izquierda/derecha/izquierda contando 3 segundos y cuando sea seguro, avanzar. Si no lo haces así: un punto menos.

5. Realizar las maniobras de forma segura. En el Exit Test G1 que yo presenté, las maniobras que me evaluaron fueron: estacionar en paralelo a la acera entre dos vehículos (parallel stop), la vuelta en U (3 point U-turn), estacionar de frente en una pendiente y/o de retroceso, y por supuesto cambiar de canal y cruzar en intersecciones. Según el instructor, si golpeas la acera al estacionar o al hacer la vuelta U significa un punto menos.

6. Ubicarse en el canal correcto. Luego de cruzar se debe mantener el canal, sin embargo, después de hacerlo y avanzar en la vía  hay que ubicarse lo antes posible en el canal del centro o la derecha. El de la izquierda es para los que vienen rápido y el de la derecha para el transporte público y vehículos estacionados. El evaluador asume que uno sabe esto y al ordenar un cruce espera que uno haga lo correcto. El objetivo es que al incorporarse a una vía no se debe obstaculizar el flujo del tránsito. Si lo haces, un punto menos.

7. Mantener la velocidad. Esta es una de las causas más comunes por las que se falla en el examen. Al entrar en cualquier vía hay que visualizar la señal de la velocidad permitida, ubicarse en ella y mantenerla. Si no lo dice expresamente, se asume que es 50 Km/Hr en vías urbanas. Hay que tener especial cuidado con las zonas escolares o de parques infantiles, donde la velocidad normalmente es 30-40 Km/Hr. Después que aprueben el examen, en la vida real la gente va a unos 10 Km/hr por encima de la velocidad, pero hasta ahí. Mas de eso es motivo de suspensión de la licencia.

El día de mi road test, no solo tenía yo la gripe más horrible de la que tenga memoria sino que además cayó tremendo palo de agua. Mis 3 horas de clases previas al examen las hice bajo una lluvia torrencial, la cual se puso peor cuando la evaluadora se montó en mi carro y me dio las primeras instrucciones para comenzar. No sé si fue todo lo que practiqué, mezclado con los nervios, la adrenalina y las ganas de salir de eso. Pero el examen me pareció excesivamente sencillo, cortico (unos 10 minutos) y solo tuve un error al estacionar en paralelo, ya que la lluvia no me dejó ver bien por el espejo y me estacioné muy despegada de la acera.

Pero no importa, cuando la señora al final me dijo “Congratulations, you passed your test” yo solo escuché ángeles cantando a mi alrededor y hasta  le pregunté si le podía dar un abrazo…

Cuando les toque presentar su examen práctico pueden hacer la cita a través del website DriveTest.ca. Sea que decidan tomar clases primero o confiar en sus destrezas, recuerden que como todo en Canadá: no se trata de conseguir la licencia, sino de mantenerla. Demostrar que somos conductores responsables y conscientes, respetar el derecho de paso y compartir la vía con los demás. De eso también se trata el vivir en una sociedad de primer mundo.

Read More

freshstart

¿Listos para un nuevo comienzo?

Llegó la primavera… esa maravillosa época del año cuando la nieve se va borrando del mapa, el frío ya casi es historia y Canadá se prepara para darle una bienvenida más cálida a sus nuevos inmigrantes. Muchos eligen la primavera y el verano para llegar con sus familias a iniciar una nueva vida con visa de residentes en mano. Esos mismos que en este momento deben estar como estuvimos nosotros hace un par de años: en un corre-corre continuo, abrumados entre planes y diligencias y con la fecha de landing casi encima. (Sobre)viviendo en su país de origen, pero con la mente puesta en Canadá y sintiendo como los días pasan cada vez más rápido.  Me estreso de solo recordarlo…

Son momentos donde la cabeza se llena de dudas… “¿cómo será la ciudad?, ¿tendremos un supermercado cerca para comprar comida al llegar?, ¿podremos activar nuestros celulares allá?”  Pensando en eso, me pareció una buena idea hacer un resumen de las entradas que escribí acerca de la planificación y preparación del viaje, nuestra llegada a Canadá y lo que vino inmediatamente después.

La planificación

Una vez que tuvimos la certeza del sellado de nuestros pasaporte, comenzamos a planificar la partida. Aunque teníamos unos 6 meses por delante, igual no fueron suficientes… así que nunca es demasiado temprano para comenzar.  Además, descubrimos que emigrar es un trabajo de medio tiempo. Con tantas cosas por hacer y una fecha marcada en el calendario, hay que dedicarle una buena parte del día.

Para calmar un poco nuestras inquietudes, investigamos todo lo que pudimos sobre la ciudad donde íbamos a vivir: las zonas residenciales, los colegios, supermercados. Sin perder de vista  que estaríamos por empezar una nueva vida, comenzamos a ahorrar lo antes posible y  nos hicimos un presupuesto con los precios que encontramos en internet sobre el mobiliario básico,  planes de telefonía celular, artículos del hogar y electrónicos, etc. (los enlaces de Walmart.ca y CanadianTire.ca estaban en nuestros favoritos). Así logramos tener un estimado en dólares de lo que íbamos a gastar en nuestro “settlement”, lo cual afortunadamente pudimos costear con nuestros cupos de viajero a dólar preferencial (caso Venezuela). A un mes antes del gran día, nos fue de gran utilidad planificar los pendientes en Google Calendar y reservar de una vez el que sería nuestro primer alojamiento en Canadá.

Aunque aquellos meses fueron  bastante estresantes, pudimos también ver lo positivo y valorar esa etapa que se fue volando. Luego llegó el momento de la mudanza inevitable antes de partir: dejar nuestro apartamento, vender nuestras cosas, regalar, donar,  embalar algunas cajas, en fin…

El landing

Preparar el equipaje fue a la vez emocionante y retador. Las maletas más importantes de nuestras vidas, las que llevan literalmente todo lo que nos acompañará en este nuevo comienzo (no se les olvide incluir lo más importante). Las nuestras las hicimos con el corazón arrugado, pensando en lo que dejábamos atrás. Pero sin mucho tiempo para ponernos emotivos, porque todo pasó tan rápido que de repente nos vimos ya montados en el avión. Y después de un largo viaje, llegamos por fin al país que nos recibiría como inmigrantes… Aquí la historia de nuestro landing en Canadá.

Los días siguientes

Una montaña rusa. No encuentro otra forma de describirlo. Desde que pisamos Canadá todo empezó a pasar realmente muy rápido. Teníamos un montón de diligencias por hacer, junto a la novedad de ser recién llegados a un país donde no vinimos de visita, sino a quedarnos de forma permanente. Fue así como empezamos a desarrollar de inmediato y paso a paso todos los puntos de la agenda que habíamos preparado antes de llegar:

Aquellos primeros días anduvimos para arriba y para abajo con nuestros papeles de landing y nuestros pasaportes, mientras nos llegaban las PR Cards y las licencias de manejo para usarlas como identificación. Por cierto, para casi todos los trámites piden una dirección y un número telefónico. Por eso fue buena idea asegurarnos de traer un celular desbloqueado de Venezuela, buscamos en internet un plan pre-pago económico y el amigo que nos fue a recibir al aeropuerto adquirió previamente por nosotros el plan, nos entregó la sim card ese mismo día y listo: línea celular activa en Canadá.

Luego vendría la búsqueda de una vivienda a más largo plazo, un colegio para nuestra hija, el ingreso al sistema de salud canadiense y la solicitud de los beneficios que nos corresponden como residentes de la provincia. Todas esas experiencias se las cuento en una serie de entradas acerca de lo que deben saber para emigrar a Ontario:

Para cuando ya se sientan establecidos y listos para iniciar con todos los hierros la búsqueda de empleo, les dejo mi reseña sobre un libro que no pueden dejar de leer: “Herramientas para la Búsqueda de Empleo en Canadá” de Guillermo Ziegler. Es una gran idea apoyar esta lectura con  una investigación previa de tu profesión en Canadá y haciendo mucho networking. Una nueva vida no solo implica recuperar lo material, sino también es un buen momento para construir nuevas relaciones, pero sin descuidar a la familia

Espero que este resumen sea de utilidad para los que ya están en cuenta regresiva y a punto de iniciar la etapa cumbre de su proyecto de migración. Es cierto que son muchas las cosas que hay que hacer antes de venir y luego ya como recién llegados. Pero no dejen que la emoción del nuevo comienzo los abrume. Sentirse parte de la comunidad y del país, lograr la calma que viene con la cotidianidad, es algo que se toma varios meses o hasta años. Así que: a darle tiempo al tiempo.  Emigrar va mucho más allá del landing, de hecho, es ahí cuando verdaderamente empieza la aventura…

Read More